ENAS: qué es

El concepto ENAS  es un término compuesto, con foco en las causas naturales y culturales que caracterizan las diferencias de género entre la niña y el varón adolescentes.

Lejos de un criterio de privilegio, analiza las predisposiciones psicofísicas, las exigencias y los riesgos de cada uno, para atenderlos debidamente, de acuerdo a las variables de edad y hábitat -en el que se desarrollan- con evaluación de los impactos a largo plazo.

Está centrado en el perfil Niña-Adolescente  -que por naturaleza- tiene necesidades y requiere cuidados de mayor grado y niveles de exigencia:
1) la Menarca - desde su primera menstruación, o pubertad manifiesta, necesita controles de salud física y emocional en su ciclo mensual (regularidad, disposición de su kit higiénico, de prendas y sanitarios)
sin ellos se afecta su dignidad, es frecuente que falte a la escuela (1 semana por mes, 2 meses en el año escolar), baja su rendimiento cognitivo, y se perjudica su preparación ante el futuro (laboral y personal)
2) la Prevención Reproductiva – debe conocer los cuidados críticos y precisos, al gestar un nuevo ser necesitará cuidados para dos vidas, durante 9 meses; al dar a luz, deberá parir en un hábitat saludable; deberá conocer la determinación de la lactancia, las exigencias de los primeros mil días,  de la nutrición en los primeros 5 años de su bebé.
- sin ella, quedará sujeta a los riesgos y contingencias del embarazo adolescente y las consecuencias frecuentes de deserción escolar, perjuicios en el plan de futuro, incremento de la vulnerabilidad por falta de preparación para el proyecto personal y laboral, etc.

3) el Alerta Pubertad = momento semilla de la mujer – la niña adolescente replica la oportunidades y vulnerabilidad que haya tenido o recibido, en la transición hacia su adultez; las capacidades de autoestima y autoprotección juegan un rol fundamental, en la constitución de la personalidad en formación.
Nota – conectamos aquí el aporte de Virginia Gudiño con las perspectivas de la neurociencia sobre el cerebro adolescente.

4) el crédito mundial de Agente de Cambio - en la última década se han incrementado las iniciativas de igualdad de género, merced a empoderar a las niñas adolescentes para luchar contra el modelo reproductivo que la determina y contrarrestar el productivo asignado a los varones. En los últimos años se ha puesto en valor el impacto femenino en el consumo consciente, acreditándole su incidencia en las economías mundiales, porque ella es quien decide (aunque no sea quien provee los recursos económicos) qué se compra en el hogar, cómo se llena una heladera, qué útiles van en la mochila escolar de sus hijos, etc.

El concepto ENAS  pone su intención en la palabra Efecto, que según el diccionario “es el resultado de una causa” y que en términos del largo plazo implica “identificar y medir los impactos residuales producidos en los entornos de influencia, con distintos grados de cercanías”.

Hablar de efectos, se asocia con romper la lógica de la gestión organizacional, acotada a la medición de los resultados; implica ampliar el horizonte de los logros (éxitos) que suelen vincular al binomio ejecutor-destinatario con objetivos y acciones ya realizadas. O sea, cuando medimos resultados nos limitamos a: estimar una cifra representativa de acciones pasadas y desestimamos las incidencias (posteriores) sobre las personas relacionadas (en un segundo y tercer nivel de cercanías), cuando el programa en cuestión ha finalizado. De qué hablamos al hablar de efectos: desde una mirada integral -ver más-

Por último, la visión sustentable -sinónimo de progresión a largo plazo- da cuenta de los nuevos criterios hacia la agenda de los próximos 15 años … con las relatividades de todo proceso en transición, en una infancia cada vez más corta, una pubertad anticipada y una adolescencia más prolongada y compleja.

Una elaboración mundial que requiere adaptaciones particulares, según cada entorno cultural …

A los datos generales del Programa que se implementa desde 2013 desde aquí