Derechos Económicos de Niñ@s y Jóvenes

tapa_DerechosEconomicos

Estrategia de Seguridad Económica 2010–2015 -Promoción de los Derechos Económicos de los Niños, Niñas y JóvenesFuente: Plan Internacional*

Análisis y Debate en marco de  “Octubre: por Nuestros Chicos“, en 2016, a cargo de Exequiel Alagastino (referente de Derechos del Niño en la Red Código R)

Este tema es uno de los disparadores incluidos en el Debate que propone el Programa -ENAS- 2014. Articula con dos enfoques básicos a consensuar: la verificación del diagnóstico inicial y la adaptación del patrón socioproductivo al contexto nacional. Hemos hecho un recorte del Prólogo y transcripto el Resumen Ejecutivo.  El documento completo online está conectado desde la imagen. En caso de error en el acceso, podrá solicitarse el envío del documento en pdf a nuestros datos de contacto.

El documento “se centra en los niños, niñas, jóvenes y aplica el doble enfoque de apoyar a los hogares para reducir la vulnerabilidad de los niños y niñas y asegurar que los jóvenes estén preparados para llegar a ser adultos económicamente activos que contribuyan positivamente a la sociedad civil“.
… “Las políticas nacionales de apoyo basadas en derechos humanos, los entornos locales favorables, los sistemas financieros inclusivos y una mayor inversión por parte del gobierno y el sector privado, son todos elementos necesarios”. 

“La visión de Plan es un mundo en el que todos los niños y niñas realicen su pleno potencial en sociedades que respeten los derechos y la dignidad de las personas. Para que esto se haga realidad, será necesario revertir el abandono institucionalizado de los marginados en las comunidades pobres y generar las condiciones necesarias para su empoderamiento económico”.

Se identifican tres niveles estratégicos de compromiso: la promoción de un entorno para el desarrollo social y económico basado en derechos humanos que beneficie a niños, niñas y jóvenes; el desarrollo de capacidades en las áreas de competencias para la vida y el trabajo y la creación de acceso a la información, oportunidades y apoyo para una exitosa transición de la escuela a un trabajo decente; y asegurar que se escuchen las voces de las y los jóvenes y que sean respetados y reconocidos como actores de su propio desarrollo. 

Preparar a los niños, niñas y jóvenes para que puedan convertirse en los principales actores con capacidad de toma de decisiones sobre su propio desarrollo económico es un paso importante en la eventual transición a la edad adulta, a la salida de la pobreza y el avance hacia la realización de su pleno potencial.
Esta estrategia es una siguiente etapa natural y se basa en las inversiones actuales de Plan en el desarrollo de los niños y niñas (por ejemplo, desarrollo de la primera infancia, educación de calidad, salud sexual y reproductiva).
Si bien la nueva Estrategia de Seguridad Económica presentará algunos retos nuevos, es claro que ahora es el momento y la oportunidad y que Plan está posicionada para asumir estos retos. Tengo la certeza de que esta estrategia podrá guiar nuestros esfuerzos para avanzar con éxito en el logro de los derechos económicos de los niños, niñas y jóvenes de manera que sea coherente con nuestro enfoque de desarrollo comunitario centrado en la niñez basado en derechos.
Nigel Chapman, Presidente Ejecutivo, Plan International Noviembre 2010

Resumen Ejecutivo -página 6-
Las personas menores de 25 años actualmente representan alrededor de la mitad de la población mundial – en algunos países en vías de desarrollo la cifra llega al 60%. Durante la próxima década, más de mil millones de niños y niñas, el grupo más grande de la historia, realizarán la transición de la adolescencia a la edad adulta. Como futura generación de padres y madres, deberán convertirse en adultos productivos con capacidad de satisfacer las necesidades de sus familias y participar en la sociedad civil.
No obstante, la mayoría provendrá de hogares pobres de escasos recursos. De continuar las tendencias actuales, lo más probable es que el futuro les depare pocas oportunidades y continua pobreza. Sin oportunidades, los niños, niñas y jóvenes son más vulnerables a la explotación, a la violencia y el extremismo.
Sin esperanza, pueden ser inducidos a realizar actividades ilícitas o peligrosas que puedan amenazar la sociedad civil y la seguridad. En el mundo de hoy el desempleo juvenil ya es uno de los desafíos más graves. Ignorarlo corre por nuestro propio riesgo.
Resultan claros los beneficios de invertir en la próxima generación, así como los peligros de la inacción. Más de mil millones más de jóvenes pasarán de la adolescencia, listos para ingresar al mundo laboral durante la próxima década pero sus opciones y oportunidades de participar en actividades productivas y contribuir a la sociedad civil serán escasas. En los países en vías de desarrollo, donde viven el 85% de las personas que buscan empleo por primera vez, aumentarán las presiones y habrá que enfrentar los retos. La falta de inversión en las zonas rurales y los sistemas que funcionan en favor de los pobres ha dado lugar a una escasez de oportunidades económicas y vínculos con los mercados. A menudo existe un gran desfase entre la educación ofrecida en las escuelas secundarias y las competencias necesarias para ingresar con éxito al mundo laboral y son muchas las barreras a la participación para las poblaciones marginadas, en especial para las niñas. Trazar un nuevo curso requiere una mayor inversión global en estrategias de crecimiento económico y de empleo y en la educación y capacitación con estrechos vínculos con los mercados.
Plan promoverá las capacidades de los niños, niñas y jóvenes para reclamar y realizar sus derechos económicos, la responsabilidad de las familias de velar por su desarrollo y la responsabilidad de los gobiernos de crear las condiciones favorables para un entorno social y económico. Las acciones y actividades específicas que se ejecuten en cada país serán determinadas por análisis de situación y tomarán en cuenta los entornos nacionales y locales así como las condiciones económicas y circunstancias de los hogares y los problemas que enfrentan las poblaciones marginadas.

Estrategia de Seguridad Económica de Plan
El objetivo de la Seguridad Económica es que todos los niños, niñas y jóvenes realicen su derecho económico de prepararse para realizar un trabajo seguro y decente de su elección y contribuir positivamente a la sociedad civil.
Los garantes, en especial los gobiernos, son los responsables de ofrecer protección y un entorno que fomente el desarrollo social y económico. Entre las funciones de los garantes se incluyen:
• El estado y las comunidades prestan apoyo a los hogares de modo que los niños niñas y jóvenes puedan continuar sus estudios, incluso en tiempos de convulsión y tensión económica.
• Los sectores público y privado crean un entorno que estimule el crecimiento y las oportunidades en beneficio de los pobres y que permita a las y los jóvenes dedicarse a un trabajo decente de su elección.  Con el apoyo de sus familias y comunidades, los niños, niñas y jóvenes se pueden desarrollar y hacer elecciones informadas respecto a su participación en el trabajo y su contribución a la sociedad civil.

Las siguientes son las tres áreas estratégicas de compromiso:
1. Desarrollo de un entorno para el desarrollo social y económico incluyendo inversiones en infraestructuras y políticas que promuevan las oportunidades de mercado en beneficio de los pobres en las zonas rurales. También son cruciales las políticas y marcos que apoyan a los hogares para el bienestar de los niños y niñas y ofrezcan capacitación basada en el mercado y oportunidades para las y los jóvenes.
2. Desarrollo de capacidades y creación de oportunidades que facilite el acceso de los niños, niñas y jóvenes al desarrollo de competencias para la vida, a la información de empleo para opciones de carrera y a la formación profesional en línea con el mercado laboral del siglo XXI.
Se fomenta el desarrollo empresarial a través de la capacitación y el apoyo para la planificación de negocios y mercadeo combinado con vínculos con el capital y los mercados. El trabajo de microfinanzas de Plan ampliará el radio de acción a más poblaciones marginadas y diversificará los tipos de productos ofrecidos mediante el empleo de nuevas tecnologías y diversos métodos para incrementar los recursos familiares y aumentar la resistencia ante las perturbaciones económicas.
3. Participación y empoderamiento que garantice que los niños, niñas y jóvenes sean respetados como actores de su propio desarrollo, con capacidad para participar en asociaciones y redes existentes, formar y dirigir otras nuevas y reclamar y realizar sus derechos a la educación, capacitación y en última instancia, un trabajo seguro y decente de su elección y seguridad económica.
Sus voces deben ser escuchadas y sus preocupaciones y prioridades tomadas en cuenta por los formuladores de políticas.

Sobre Plan Internacional -es una organización humanitaria activa en 50 países de África, Asia y 13 países de América Latina apoyando a niños, niñas, adolescentes, sus familias y comunidades en la realización de sus derechos y superación de la pobreza-.